Mes: julio 2015

KUKUQUECO KUKUQUÉ, EL NIÑO QUE PINTÓ UN MUNDO NUEVO

11713539_10153045797953581_1912252931_n (2)

Que un niño puede cambiar el mundo no es sólo una probabilidad,  va incluso más allá de una certeza; es una necesidad, la única escapatoria posible de esta loca existencia llena de maldad. Muchos lo vienen haciendo desde que tuvieron la formación adecuada para ser adultos de genio, con la capacidad de mejorar nuestro entorno. Hoy en día, esos niños, ese niño, continúa instruyéndose para convertirse en nuestro salvador. Mientras veo cómo nos destruimos unos a otros, llevados por la avaricia, la envidia, la mezquindad o la ignorancia, sólo puedo dar las gracias a organizaciones como Matumaini o Mwema Children, que defienden este rayo de esperanza apostando por los derechos de los más pequeños, luchando para que todos tengan las mismas probabilidades de “ser” y “estar”. Kukuqueco Kukuqué abandonó el Circlesong four de Bobby McFerrin para protagonizar una colección de cuentos que beben de esta perspectiva, narrando sus aventuras como un niño masái demasiado pequeño para la lanza, pero con un secreto en su interior que cambiará el mundo.

Aquí, su primera historia: KUKUQUECO KUKUQUÉ

Rafael Lindem